Ácido hialurónico: ¿Qué es y para que sirve?

El Ácido Hialurónico es uno de los activos más utilizado contra el envejecimiento por su capacidad de hidratación de la piel y de aumentar el volumen, haciendo que ésta luzca más tersa, firme y radiante. Pero el ácido hialurónico va mucho más allá de la piel, ya que en medicina también es muy utilizado para tratar dolores de enfermedades como la artritis.

Beneficios del ácido hialurónico

¿Qué es el ácido hilaurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Es una parte fundamental de las células dérmicas y de la construcción de tejidos duros como las articulaciones, los cartílagos y el tejido conectivo que sostiene la columna vertebral.

Con el paso del tiempo, esta sustancia disminuye considerablemente produciendo el envejecimiento de la piel y en consecuencia favoreciendo la aparición de arrugas, de flacidez y la pérdida de  firmeza.

La principal propiedad del ácido hialurónico y la que lo ha llevado a lo más alto en el mundo de la cosmética, es su gran capcidad de retener el agua. Por este motivo, se emplea frecuentemente en tratamientos dermocosméticos para hidratar en profundidad la piel para prevenir las arrugas o eliminarlas, para aumentar su groso y volumen y hacer que su aspecto sea más terso.

 

 

 

Usos del ácido hialurónico en medicina

Aunque fue descubierto en el año 34, el primer producto para uso terapéutico apareció en los años 70, cuando se empezó a emplear ácido hialurónico en oftalmología y desde entonces su uso se ha extendido en diferentes formas.

Actualmente se utiliza ampliamente cirujía plástica, en tratamientos de estética de relleno de arrugas. En su forma de inyecciones intraarticulares, actualmente se emplea mucho también en veterinaria.

 

Pero si hay un campo donde el ácido hialurónico tiene especial presencia es en el de la traumatología. En forma de inyecciones intraarticulares también, se emplea en personas con artrosis, especialmente de rodilla para conseguir un efecto lubricante, mecánico y bioquímimo en la articulación afectada por la artrosis, proporcionando un alivio del dolor y una mejora de la función.

Aunque sus efectos no se aprecian de forma inmediata, sí lo hacen a largo plazo con una eficacia y seguridad avalada por los diferentes estudios clínicos realizados.

Las infiltraciones de ácido hialurónico se han extendido en los últimos años a otras articulaciones como los tobillos, la cadera e incluso las pequeñas articulaciones de las manos.

Actualmente también existen preparados, en forma de suplementos alimenticios, que resultan efectivos en personas con artrosis y otras enfermedades del cartílago articular. Este tipo de suplementos también resultan efectivos para aquellas personas que desean mantener una piel joven y saludable.

 

Ácido Hialurónico Intracular

 

 

Usos estéticos del ácido hialurónico en estética

La aparición de arrugas y de flacidez de la piel vienen asociadas con el paso del tiempo. A medida de que pasan los años, nuestro organismo disminuye su capacidad para reponerlo provocando la pérdida de hidratación y disminuyendo el ácido hialurónico presente en la piel.

La aplicación del ácido hialurónico en tratamientos dermocosméticos y de belleza, se debe a su principal propiedad de aumentar la hidratación de la piel y el volumen.

En medicina estética, se inyecta para corregir los signos del envejecimiento en diferentes zonas como los labios, el contorno de los ojos y el rostro (pómulos).

Hoy en día, la mayoría de cremas y sérums llevan en su composición ácido hialurónico ya que éste resulta efectivo tanto en su uso interno como externo. Su gran poder rejuvenecedor e hidratante se recomienda sobretodo en pieles envejecidas.

 

Beneficios del ácido hialurónico

Los beneficios más destacados del ácido hialurónico son:

  • Hidrata la piel en profundidad y mejora la absorción de líquidos en las células
  • Previene el envejecimiento prematuro de la piel
  • Favorece la producción de colágeno
  • Aporta volumen
  • Regenera la piel y repara los tejidos
  • Elimina los radicales libres protegiendo la dermis de la radiación solar
  • Favorece la nutrición, hidratación al cabello garantizando la buena salud del cuero cabelludo
  • Previene enfermedades oculares y mantiene la salud visual en buen estado
  • Favorece la recuperación del tejido conjuntivo, fortaleciendo ligamentos y tendones
  • Fomenta la movilidad de las articulaciones y las mantiene fuertes y saludables
  • Elimina y calma el dolor de las articulaciones
  • Fortalece y mantiene saludable el tejido gingival
  • Reduce la sensación de pesadez y cansancio

 

Suplementos de Ádido Hialurónico

 

Ácido hialurónico como complemento alimenticio

En su forma de complemento alimenticio, el ácido hialurónico nos aporta todos sus beneficios. Lo pueden utilizar personas de todas las edades, tanto personas mayores, como personas jóvenes con mucho desgaste físico, como es el caso de los deportistas.

Tomarlo como complemento alimenticio ayuda a reparar los cartílagos que conforman las articulaciones que tienen un desgaste debido a los impactos que sufren las articulaciones en la práctica del ejercicio.

Los suplementos de ácido hialurónico actúan desde el interior del organismo, combatiendo arrugas y beneficiando la salud de la piel, cabello y uñas.

También potenciando y favoreciendo el movimiento de las articulaciones.

Para las personas que sufren el síndrome del ojo seco también son beneficiosos este tipo de suplementos gracias a su alto poder humectante.

 

 

Contraindicaciones de los suplementos de ácido hialurónico

Los efectos secundarios del ácido hialurónico son muy raros. No obstante, se recomienda seguir las indicaciones y posología recomendadas en cada producto.

 

 

Alimentos que contienen ácido hialurónico

También podemos aportar ácido hialurónico a nuestro organismo a través de la alimentación. Los principales alimentos que contienen y estimulan la producción del ácido hialurónico son:

Aquellos alimentos vegetales con raíces gelatinosas y ricos en almidón como las patatas.

Frutos gelatinosos ricos en carbohidratos como el mango, el aguacate o la papaya.

Todos aquellos alimentos ricos en magnesio y vitamina C, ya que son sustancias necesarias para la producción de ácido hialurónico: plátano, melón, peras, brócoli, coles…

Alimentos como la soja y todos aquellos que contengan fitoestrógenos estimulan también la producción de ácido hialurónico.

 

 

 

Alimentos ricos en ácido hialurónico

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>